Resbalones de puertas: funcionamiento e incidencias

Cuando hablamos del mecanismo de una puerta, específicamente de su cerradura, todos conocemos un poco de qué está compuesta e intuimos o sabemos su funcionamiento, pero a veces confundimos las partes clave de la misma, pensando que el resbalón es el pestillo. Sin embargo, existe una gran diferencia entre ambas piezas y desde Puertas Lis queremos aclararte la función y presencia de los resbalones de puertas, tanto su funcionamiento como incidencias.

En primer lugar, cabe destacar que un resbalón de puerta es un mecanismo que, al accionarse, se retrae y mantiene la puerta cerrada, en el caso de que la puerta no se haya echado. Tanto el resbalón como el pestillo bloquean y cierran la puerta, aunque con procedimientos diferentes.

El resbalón ha ido evolucionando y en la actualidad existen resbalones eléctricos, pudiendo abrir la puerta sencillamente pulsando un botón, sin necesidad de usar la llave o la manilla.

Incidencias

  • Problema de apertura del pestillo y resbalón: cuando el bombín funciona, pero existen problemas para abrir los resbalones para nuestra puerta. se produce cuando la puerta está un poco descuadrada, porque el alojamiento del resbalón se haya desplazado, ante lo cual deberíamos revisar hasta encontrar el origen del problema.
  • Puerta que no ajusta: se produce cuando tras la instalación, no encajan o la puerta no cierra. Puede tratarse de que hemos colocado los tornillos demasiado fuerte o demasiado flojo y podemos volver a montar el resbalón sin hacer demasiada fuerza para que pueda cerrarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>