Las puertas de madera y cómo les afecta el calor

Es bien sabido que las puertas de madera arden. Pero más allá de esta evidencia vamos a exponer cómo les afecta el calor interior y exterior a las puertas de madera en nuestra casa y cómo puedes prevenir sus efectos. Con calor la madera si dilata, se agrieta y se modifica su color y su textura.

Prevenir los efectos del calor

Para prevenir los efectos perniciosos del calor sobre nuestras puertas de madera, es recomendable en primer lugar aplicar un tratamiento exterior con barniz que aumenta la resistencia al calor. Más allá de ello, es recomendable que, en la medida de lo posible, la temperatura no oscile demasiado.

Curar las heridas

Si a tus puertas de madera ya han sufrido los efectos del calor y presenta grietas o pérdidas de color, todavía puedes tratar de revertir los efectos y disimularlos. En primer lugar, te recomendamos que lijes la puerta y la vuelvas a barnizar. Para las pequeñas grietas y rasguños puedes utilizar masilla especial para madera y cubrirlas.

Reutilizar las puertas deterioradas

Si, por la exposición a la intemperie, por un cuidado insuficiente o por cualquier motivo, tu puerta está muy deteriorada y no cumple adecuadamente su función. Te recomendamos que investigues cómo puedes darle otro uso. Se puede convertir en un elemento decorativo ideal, en una mesa, en un mural, etc. Dale una vuelta a tu puerta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>