Las puertas correderas a examen

Es habitual que cuando adquirimos un a casa, las puertas no sean la elección que nosotros deseamos, si bien son un elemento que además de su función técnica y de distribución, aportan un estilo determinado a las habitaciones.

Gracias a ese amplio catálogo en el mercado, uno de los tipos de puerta que podemos elegir son las correderas las cuales, como todas las del mercado, disponen de sus puntos más positivos y otros no tanto. Desde Puertas Lis queremos recordaros algunos de ellos.

El punto más fuerte de las puertas correderas es el ahorro de espacio, siendo la solución ideal para apartamentos, pisos pequeños o habitación no muy amplias.

Otra de las ventajas es su capacidad para unir espacio, algo más complicado con otro tipo de puertas, y que permite crear una sensación de continuidad u mayor luminosidad.

En su instalación debemos elegir si las queremos empotradas o con guía exterior, teniendo esta última opción el inconveniente del espacio que ocupara la puerta abierta y que queda inutilizado. Por otro lado, si utilizamos las empotradas, en caso de avería habría que derribar el tabique para acceder a ellas.

Para cualquier duda, os recordamos que en Puertas Lis estamos a vuestra disposición para ayudaros y asesoraros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>