Las tapetas de las puertas

Cuando hablamos de tapetas o tapajuntas nos estamos refiriendo a un componente decorativo de las mismas capaz de realzar la puerta y darle un aspecto totalmente distinto. Popularmente las conocemos como molduras si bien es un concepto erróneo ya que las molduras son el adorno moldurado de algunas tapetas.

En el tipo de montaje residen dos formas de colocar las tapetas en una puerta:

Las tapetas colocadas a inglete. El montaje de las mismas consta en realizar la junta de los largueros con el cabezal mediante un corte oblicuo, siendo este tipo de montaje el más tradicional y puede ser utilizado con diferentes formas: rectas, curvas o molduradas. Este tipo de tapetas suelen combinar muy bien con las puertas de interior de estilo más clásico.

Las tapetas colocadas a testa. Este tipo de montaje consiste en cortar las tapetas de forma que la junta de los largueros con el cabezal se realiza de manera recta sobresaliendo estos tanto en el largo como en el ancho. Es posible instalar tapetas del mismo grosor sin que sobresalgan pero quedando más vistosas estéticamente. Es un tipo ideal para puertas de estilo moderno, lacadas blancas y de líneas rectas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>