La madera y su alabeo

Hablar de la madera es hacerlo, de forma histórica, de un material hecho para durar. Pero como todo, es necesario conocer cómo mantenerla adecuadamente para aumentar todavía más su vida útil, así como mantenga un aspecto adecuado.

El alabeo o reviro hace referencia a la deformación que se produce en una pieza de madera al secarse o bien por efecto de la humedad a lo largo del tiempo. La madera dispone de una tolerancia natural en relación con cuánto puede expandirse y contraerse antes de sucumbir a deformaciones o contracción.

La deformación ocurre en el momento que la humedad de las distintas partes de una pieza de madera varía de forma desigual. La madera humedad se contrae a medida que se seca hasta alcanzar el equilibrio condicionado por el tamaño, el revestimiento y la temperatura del aire ambiente.

Si hablamos de madera al aire libre debemos sellarla al menos una vez al año para repeler el agua, en cambio con una cantidad significativa de deformación podemos concluir que la madera está lejos de salvarse.

Cualquiera que sea la madera con la que tratemos lo mejor para prevenir este alabeo o reviro debemos conocer el acabado que tiene y las técnicas adecuadas para cuidarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>