El betún de Judea en las puertas

Las puertas nos abren un abanico muy amplio de posibilidades una vez ya instaladas. La decoración puede recaer sobre el uso de sustancias que den un aspecto totalmente distinto al inicial. Un ejemplo es el betún de Judea.

Se trata de una sustancia que parte del petróleo crudo y que, diluida en trementina o aguarrás puede utilizarse para dar un aspecto envejecido a superficies de madera, cerámica, aluminio o yeso.

Es una sustancia de color negro que representa la parte más pesada del petróleo crudo. Combinado con otros materiales se puede utilizar para pavimentos que cubren calles y carreteras, pero ese es otro tema.
Nos centramos en su principal capacidad: otorgar un aspecto envejecido a superficies de madera como nuestra puerta, si bien puede evitarse el tono oscuro mezclándolo con cera incolora.

El betún de Judea se aplica al final del proceso siguiendo a la pintura y el barniz para obtener así el acabado final que se pretende. Cabe destacar que, una vez pintadas las puertas con betún, admiten una decoración posterior mediante pinturas acrílicas o de base acuosa.

Otro aspecto muy útil del betún de Judea en las puertas es su capacidad para reparar pequeños daños como rayaduras o marcas sin mucha profundidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>