Amor a primera puerta

Sin duda la primera impresión que nos causa algo, condiciona mucho en sucesivos momentos y percepciones que tengamos, y con las puertas no es menos.

Por ello, la puerta de entrada de un hogar es una parte muy importante del mismo, por ello debe combinar distintos factores como el diseño, calidad y seguridad.

En primer lugar, por ejemplo, el grosor de una puerta de entrada es superior al de una puerta normal de paso de la vivienda. Además, suelen tener presente herrajes especiales para su instalación y aumentar la seguridad de esta. Es recomendable que las puertas sean blindadas o acorazadas para obtener la máxima seguridad.

Además del grosor y tipo, cabe resaltar que muchas cuentan con elementos muy concretos como mirillas o cerraduras en las que podemos optar por las soluciones más clásicas o bien los últimos avances en tecnología.

No podemos olvidarnos, ni mucho menos, de la calidad de la cerradura y especialmente que contenga método antibumping el cual bloquea cualquier dispositivo que se introduzca en el bombillo y no se lleve a cabo dicho método de robo silencioso, efectivo y sencillo utilizado desde hace décadas.

Y recuerda, en Puertas Lis somos especialistas en la fabricación de puertas de madera, y estamos a tu disposición para asesorarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>